viernes, 28 de julio de 2017

La Revolución Cubana no excluye los derechos de las minorías.

Mujeres cubanas, diputadas a la Asamblea Nacional
(Foto Cubadebate)
 Por Eduardo

Mónica:
La Revolución no excluye, y parece mentira que una joven que ha vivido en este país hable de discriminación, sobre todo si es mujer. Yo tengo 53 años, y puedo descansadamente ser su padre, y le ruego que me disculpe que le haya ofendido la expresión de “cubaneo” de “mi niña”, pero le tengo que recordar que la Revolución Cubana fue la que liberó a la mujer cubana de sus ataduras patriarcales heredadas del colonialismo y el capitalismo. Hoy día ustedes, las mujeres son el 49% de la fuerza laborar y más de 52% de la fuerza técnica del país. Cuando yo era un niño, muchos de los padres de mi generación, algunos muy revolucionarios por cierto, no querían que su mujer trabajase en la calle, o que fueran sus hijas alfabetizadoras, o que estudiaran en otra provincia.
Yo le puedo expresar con el conocimiento de causa que me da el haber sido profesor universitario con 31 años en el ejercicio de la profesión, que yo sé de sobra que no todos mis estudiantes comparten el ideal socialista y comunista. Inclusive, algunos revolucionarios no comparten todos mis puntos de vista porque en definitiva, decía Federico Engels que “la misma realidad objetiva siempre será apreciada de manera distinta por dos individuos diferentes”.