viernes, 28 de julio de 2017

La Revolución Cubana no excluye los derechos de las minorías.

Mujeres cubanas, diputadas a la Asamblea Nacional
(Foto Cubadebate)
 Por Eduardo

Mónica:
La Revolución no excluye, y parece mentira que una joven que ha vivido en este país hable de discriminación, sobre todo si es mujer. Yo tengo 53 años, y puedo descansadamente ser su padre, y le ruego que me disculpe que le haya ofendido la expresión de “cubaneo” de “mi niña”, pero le tengo que recordar que la Revolución Cubana fue la que liberó a la mujer cubana de sus ataduras patriarcales heredadas del colonialismo y el capitalismo. Hoy día ustedes, las mujeres son el 49% de la fuerza laborar y más de 52% de la fuerza técnica del país. Cuando yo era un niño, muchos de los padres de mi generación, algunos muy revolucionarios por cierto, no querían que su mujer trabajase en la calle, o que fueran sus hijas alfabetizadoras, o que estudiaran en otra provincia.
Yo le puedo expresar con el conocimiento de causa que me da el haber sido profesor universitario con 31 años en el ejercicio de la profesión, que yo sé de sobra que no todos mis estudiantes comparten el ideal socialista y comunista. Inclusive, algunos revolucionarios no comparten todos mis puntos de vista porque en definitiva, decía Federico Engels que “la misma realidad objetiva siempre será apreciada de manera distinta por dos individuos diferentes”.

viernes, 21 de julio de 2017

La Internet en Cuba más allá de lo que dicen algunos.

Sala de navegación de ETECSA en el Centro de Negocios
de Miramar (Foto de Cubasí)
 Por Eduardo

Alexander:
Le expondré algunos datos relacionados con Cuba y la Internet. En el año 2011 Cuba, un país con más de once millones de habitantes, que apenas tenía autorizados, vía satélite, para Internet 65 Mbps de ancho de banda para la salida y 124 Mbps para la entrada. La gran paradoja de lo anterior es que un solo usuario corporativo o incluso particular, en Europa, Asia o Estados Unidos, tenía en ese entonces una velocidad de conexión a la red de redes mayor que la que tenía Cuba. Esta «autorización» para conectarse a Internet la dio, como si fuera una dádiva, el gobierno norteamericano en 1996, y no por buena voluntad, sino para explotar la Web como una vía más para promover la subversión interna, el terrorismo y las presiones contra la Revolución (Carril II de la Ley Torricelli). La solicitud de Cuba se había presentado hacía tres años.
Cada vez que Cuba intenta añadir un nuevo canal a Internet, la contraparte estadounidense debe obtener la licencia apropiada del Departamento del Tesoro de Estados Unidos. De modo similar, si una compañía norteamericana quiere abrirle un nuevo canal a Cuba o decide aumentar la velocidad de la conexión, igualmente debe expedirse una licencia.

viernes, 14 de julio de 2017

La Cuba Revolucionaria forma bien a sus hijos.

Universidad Central de las Villas "Marta Abreu"
 Por Eduardo

Alexander:
Sus argumentos no pasan de ser puras consideraciones personales. Como no me conoce le diré que conozco bien nuestros sistemas informáticos. De hecho me encuentro ahora mismo entre los fundadores de la Unión de Informáticos de Cuba en nuestra provincia, y le adiciono además que no necesita invitarme a viajar al exterior porque conozco el capitalismo en sus tres variantes, el del África, donde trabajé dos años en Etiopía y vivía en una casa que tenía luz eléctrica mientras en miserables chozas a apenas unos metros los etíopes se alumbraban con mechones de keroseno, el de Europa donde trabajé en varios países, y el de América Latina donde he hecho estancias también en varias naciones.
Historias de vida que me reafirmaron la justeza de mis ideas he podido apreciar en mis viajes por el mundo, los cuales he realizado por mi condición de profesor universitario de más de treinta años. Estoy seguro de que a usted nunca le hubiese pasado por la cabeza ir a trabajar a un país donde las hienas atacan a los mendigos que duermen en las calles, como ocurrió en el pueblo donde yo realicé mi misión. 

viernes, 7 de julio de 2017

Democracia a conveniencia.

Estudiantes de la UCLV leen su declaración
 Por Eduardo

Estimada Mónica:
A mí en lo personal no me interesa como me juzgue la historia en el futuro, porque formo parte de la masa anónima de los cubanos que cada día nos levantamos a las 5.00 am de la mañana a luchar por el futuro de este país. Me limité a colocar la declaración de los estudiantes de la FEU de la UCLV en su muro, porque creo en el derecho a debatir, y porque a veces me parece que algunos entienden que la democracia cuando de debate con los comunistas se trata, de trazar una invariante en la cual somos los recalcitrantes y dogmáticos enemigos del desarrollo del librepensamiento, y que todo lo que se plantee esgrimiendo los ya añejos argumentos de la contrarrevolución es sinónimo de desarrollo.
Acabo de leer en uno de los tantos medios de desinformación de la oligarquía mediática internacional, en particular la BBC (http://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-39647951), que la decisión de la separación de las aulas de la muchacha ocurrió en una brigada de la FEU donde 8 de sus compañeros votaron a favor de la medida y 6 en contra. Yo no estuve presente en el debate, pero creo que cualquier votación de una organización y cualquier toma de decisiones, en la cual la mayoría, aunque sea mínima debe respetarse como ejercicio de democracia.