viernes, 24 de julio de 2015

Respuesta a Dagoberto en el Blog de Mariana.

 Por Eduardo

Estimado Dagoberto:
Hace ya casi dos semanas cuando revisé el blog de Mariana (Cuba la Gran Nación, como me gusta ese nombre), me encuentro que como otras veces, nuestra amiga había tomado una de mis respuestas a los sapientes disidentes de Tomar la Palabra para reproducirlas en su blog. Cada vez que un compatriota comparte, como Mariana, estas improvisaciones nuestras, largadas casi siempre en la calentura del debate, sin que en ocasiones uno tenga el tiempo necesario siquiera para revisarlas, uno como que se siente más obligado a continuar esta batalla que estamos librando en defensa de nuestra Patria.
Como a ti, no me alcanza el tiempo a veces para dedicárselo a La Joven Cuba. Hoy es la primera ocasión es que escribo algo para colocar en otro blog, pero no quería dejar pasar por alto el reciprocarte la atención que prestaste a mi respuesta a ese personaje de marras, y dedicarte unos minutos de mi tiempo en responderte.


Yo soy el más viejo del Team de “La Joven Cuba”. Te cuento que llegué al equipo casi por casualidad. Un amigo me envió una carta que le envió una señora llamada María Argelia que se autoproclamaba “experta” en cuestiones cubanas, pero quien en realidad mostraba un desconocimiento total de la historia y la situación actual de nuestro país. Preparé un texto respondiéndole, y me acerqué a los muchachos del Blog, para preguntarles si me podían publicar el artículo, y así comencé.
En estos momentos, a pesar de mis múltiples obligaciones cuando no entro a nuestro Blog me siento como que no estoy cumpliendo con todo mi deber hacia la Patria. Aparte de que como dice el Profesor Enrique Ubieta, “Lo difícil no es aceptar a los jóvenes como iguales. Lo difícil es que ellos te acepten como igual”, y en ese sentido no me puedo quejar. Todos pueden ser mis hijos, que de hecho ya casi lo son, pero son jóvenes con los cuales la Revolución podrá contar en los años venideros.
Amigo, el asunto de la paranoia de los contrarrevolucionarios es tal como lo describes. Hay un grupo que se las pasa insinuando que somos un blog controlado por el G-2 para sacarles información personal y echarlos “palante”. Si quieres tener una remota idea de los insultos, que algunos de ellos nos endilgan, entra al Blog “Tomar la Palabra”.
En esa sarta de diatribas, Tatu y yo nos llevamos los “elogios” más pintorescos. Al principio a mí me salía lo de negro enseguida, y sin darme cuenta caía en el juego que ellos manejan a veces con más habilidad, y otras más torpemente. Consiste en que te insultan, y cuando tú respondes, ellos que son los más educados seres sobre la faz de la tierra, nos cubren de calificativos como burro, esbirro, y otros por el estilo. El post que Mariana reproduce es de mis primeros tiempos en el blog, y si te das cuenta, a veces uso epítetos muy fuertes. Por ejemplo ya no les llamo apátridas, ni gusanos, siempre que no me ataquen muy ferozmente, y no sea irremediablemente necesario, cosa que en ocasiones no se puede evitar.
Pero aunque cambie la forma, la esencia debe permanecer irremisiblemente inalterable. Como decía Martí, “un error en Cuba, es un error en América, es un error en la humanidad entera, quien se levanta hoy con Cuba, se levanta para todos los tiempos”. No dudes que seguiremos dando la batalla, por nosotros, por ustedes, los que si bien un día salieron de Cuba, nunca han vuelto, ni volverán armas contra su Patria, y por el resto de la humanidad, porque si un día, que lo dudo, los yanquis lograran derrotarnos, América Latina perdería su primera línea de defensa ante las apetencias imperialistas. Un abrazo de tu compatriota y amigo:
Eduardo


Publicado originalmente en “Cuba la gran nación”.

1 comentario:

  1. Estoy agregando un comentario para probar la configuración del blog

    ResponderEliminar