jueves, 10 de mayo de 2012

Universidad de Matanzas “Camilo Cienfuegos” en su 40 Aniversario.

 Por Eduardo

Ayer, 9 de mayo de 2012, fue un día hermoso para todos los que amamos a la Universidad de Matanzas. En lo personal, expresar que mi querida Alma Mater y sus instalaciones forman parte inseparable de mi vida, sería una idea redundante. A ella me incorporé como estudiante durante el curso donde se celebraba el Décimo Aniversario de su fundación, y aún permanezco en ella.
A las 10.00 am se celebró el acto conmemorativo por la efeméride, cuyo colofón fue la entrega de la Columna del Puente de la Concordia, símbolo de la ciudad de Matanzas, a nuestra alta casa de estudios como reconocimiento a los 40 años dedicados a la formación de profesionales al servicio de nuestro país y la humanidad. Los fundadores, algunos de los cuales fueron, y serán mis profesores por siempre recibieron el reconocimiento que tal condición merece. Cuatro de los cinco Rectores, que a lo largo de estos años nos han dirigido estuvieron presentes. Se condecoraron además trabajadores que han dedicado muchos años de su existencia laboral a la UMCC, con resultados destacados. Al final del acto, un grupo de estudiantes aficionados al arte, hicieron gala de sus dotes musicales.

A la hora del recuento, se hace necesario comenzar por el hecho de que nuestra Universidad de Matanzas surge el 9 de mayo de 1972. En aquel entonces todavía no tenía el rango de Universidad sino que era llamada Sede Universitaria de Matanzas, y pertenecía administrativamente a la Universidad de la Habana.
Después de cuatro décadas de existencia, la UMCC es una de las universidades cubanas creadas a partir del triunfo revolucionario que ha alcanzado un mayor nivel de desarrollo. Su campus central ocupa 60 hectáreas y dispone de diversas instalaciones que dan respuesta a las necesidades docentes, investigativas, de la actividad postgraduada, de la extensión universitaria y garantizan la vida universitaria en su conjunto.
En el Campus Universitario se encuentran aulas, laboratorios y talleres, salas de vídeo, salas de conferencias, un centro de servicios informáticos y de comunicaciones, un amplio y moderno centro de información científico técnica, instalaciones deportivas, centros culturales y unidades de apoyo, tales como un hospital con servicios médicos y estomatológicos, un correo nacional e internacional, un hotel universitario y otras edificaciones que conforman un agradable conjunto con sus parques, jardines y áreas de estar, frente a un inmenso mar azul que se divisa en todos sus ángulos. Cuando se habla de la Universidad de Matanzas no se pueden olvidar los trece campus municipales y varias Unidades Docentes distribuidos por toda la provincia de Matanzas.
Para el desarrollo de la formación del profesional, y sus investigaciones científicas, la UMCC, cuenta con cuatro Facultades, una estación experimental de Pastos y Forrajes y cuatro centros de estudio. Sus fortalezas en el campo de la investigación se encuentran en: tecnología enzimática, biotecnología, energía, tecnologías educativas, gestión empresarial, turismo, alimentación animal, producción agropecuaria, medio ambiente, protección anticorrosiva, informática, nuevos materiales para construcciones, y estudios sociales y lingüísticos.
Al claustro que cuenta con más de 143 Doctores en Ciencias y 295 Máster en Ciencia, le adicionan además, más de 3000 prestigiosos profesionales de todas las esferas económicas matanceras, que son profesores a tiempo parcial. Se atiende la formación profesional en 19 carreras universitarias con casi 23000 estudiantes de pregrado, y 9000 de postgrado. También se desarrollan 8 programas doctorales, 14 programas de maestrías, y 7 programas de espacialidades de postgrado.
Entre sus principales resultados de impacto científico, económico y social se inscriben los siguientes:
  1. Dieciocho Premios de la Academia de Ciencias de Cuba.
  2. Tres de sus profesores son Miembros Titulares de la Academia de Ciencias de Cuba (2012-2018).
  3. Dieciocho profesores son miembros Titulares de los Tribunales de Grado Científico Nacionales.
  4. Cuatro Premios Nacionales de Innovación Tecnológica del CITMA.
  5. Catorce patentes industriales, de las cuales dos son internacionales.
  6. Más de 150 publicaciones científicas en revistas de alta visibilidad del “Science Citations Index”.
  7. Más de 70 softwares registrados en CENDA de Cuba.
Durante los últimos cuatro cursos académicos (2008-2012) la Universidad de Matanzas se ubicó entre las 5 mejores universidades cubanas del Ministerio de Educación Superior por su trabajo integral. En el curso 2010-2011 se recibió la condición de Universidad Certificada que es otorgado por la Junta Nacional de Acreditación de Cuba. En estos cuarenta años, la UMCC ha graduado un total de 23602 estudiantes, de ellos 882 estudiantes de 73 países hermanos.
Cuando se habla del desarrollo de las universidades cubanas, completamente financiadas por el presupuesto del Estado Socialista, lo cual permite que la matrícula sea totalmente gratis para todos aquel joven cubano que haya alcanzado una carrera por merecimientos propios, nuestros enemigos hacen énfasis en el carácter político ideológico de nuestra enseñanza. Simplemente, los Educadores Cubanos no nos ocultamos para admitir, que nuestra tarea está acorde con lo que enuncia el texto de la Misión de la Universidad de Matanzas, que es similar a la del resto de nuestras universidades hermanas:
“Garantizar la Universalización de la Educación Superior, desarrollando la formación y superación integral revolucionaria de profesionales y cuadros, la introducción de la ciencia y la innovación tecnológica, la extensión universitaria e informatización, contribuyendo a la masificación de la cultura en la batalla de ideas para el avance de la sociedad matancera y cubana.”
Como le conté ayer a mi fraterno Josep Calvet, en el Parque de la Juventud, desde las 11.00 am sonó la música y los estudiantes y trabajadores (profesores y trabajadores de apoyo a la docencia) rompieron a bailar, fundamentalmente el género cubatón, que es la versión cubana del reguetón. En los comedores de estudiantes y trabajadores se preparó un almuerzo especial, que nada tenía que envidiar a una cena en un restaurante de lujo. Después, a las 2.00 PM comenzó el concierto de Arnaldo Rodríguez y el Talismán, una de las principales agrupaciones cubanas de música popular bailable.
Yo siempre he sido muy bailador, pero desde hace unos días estoy con un ataque de sacro lumbalgia que estoy combatiendo con antiinflamatorios y vitaminas. Como decimos por la isla, lo que tengo es un problema del “alma – naque”. Así que no me quedó más remedio que sentarme, y ver a los muchachos divertirse, y asumir con valentía que, por un día que no baile no se va a caer el mundo, con el consuelo de que como dice otro dicho criollo: “A mí, que me quiten lo bailao”.
Al final del día me sentí orgulloso y feliz del camino que escogí para mi vida. Cuando empezó el Período Especial, muchos de mis compañeros renunciaron al privilegio de ser formador de las futuras generaciones de cubanos. Yo persistí en el empeño, porque siempre fue mi sueño, desde que entré como nuevo ingreso a la Universidad de Matanzas, y recibí clases de mis profesores, muchos de los cuales son fueron y son mis paradigmas, llegar a convertirme en un miembro del claustro de la UMCC. Han pasado treinta años, y aún mi sueño persiste. 

Panorámica del Teatro Julio Antonio Mella. 40 Aniversario de la UMCC

Grupo Cuerdas al Aire. Artistas Aficionados de la UMCC.

Grupo de Danza Folclórica de la UMCC.

El Dr. Roberto Verrier, el profesor más longevo de la UMCC recibe un reconocimiento

Cuarteto vocal femenino. Estudiantes aficionadas de la UMCC

Nuestros Rectores sostienen la Columna del Puente de la Vigía, Símbolo de Matanzas

40 Aniversario de la UMCC, festejos en el Parque de la Juventud

No hay comentarios:

Publicar un comentario