viernes, 18 de abril de 2014

Desertar no es la solución; primero está la Patria.



Cocodrilos de Matanzas en la 53 Serie Nacional

 Por Eduardo

Universal y Yordany Dávila:

Evidentemente no han leído nada sobre la vida de Martí. De las veces en la que los mismos patriotas fueron injustos con él y como supo sobreponerse a todos estos avatares y seguir luchando por la Patria. Los llamados que hacen a Freddy Asiel Álvarez para que deserte de su tierra no indica otra cosa de que podrán saber mucho de béisbol, pero el valor patriotismo lo tienen en los calcañales.
El colmo es oír decir en este foro que un multimillonario dueño de grandes ligas va a tratar a nuestro pelotero con más justicia que nuestra Comisión Nacional de Béisbol. Es evidente que en nuestro país a muchos, la propaganda capitalista y la labor de zapa sobre la conciencia de la que hablaba el Che, y que el enemigo viene realizando con toda su maquinaria mediática está surgiendo efecto. Un atleta cubano que se respete, y que sea un verdadero Patriota, como un día hizo Stevenson, Pacheco, Linares, o Félix Isasi, sabrá poner siempre a su pueblo por delante, a pesar de las posibles injusticias que se puedan cometer, que no es el caso de Freddy Asiel Álvarez, por encima de todo el dinero del mundo.

viernes, 11 de abril de 2014

Crimea retorna a la Madre Rusia.



El paradigma de los nacionalistas ucranianos es Hitler


 Por Eduardo

Nunca me encontré entre mis contemporáneos que despotricaban de las “verdad películas rusas”. Es una verdad histórica que sufrimos una sobresaturación de audiovisuales soviéticos, sobre todo de los dibujos animados, los ahora recordados “muñequitos rusos” en las décadas de los 60, 70 y 80. Sin embargo confieso que a mí me gustaban las películas soviéticas. Entre ellas hubo una comedia que me gustó tanto, que fui al cine a “repetirla” mientras duró su proyección en el desaparecido cine del barrio de Pueblo Nuevo, llamado Matanzas como nuestra ciudad. El filme de marras se intitulaba “Iván Vasilievich cambia de profesión”.
El filme narraba la historia de un científico soviético medio despistado, al que se le ocurrió construir una máquina del tiempo. Durante la prueba de su artefacto, el “Camarada Iván Vasilevich” logra no solo viajar a la época del reinado del Ivan “El Terrible”, sino que el mal afamado monarca sufre con el científico una especie de transmutación, donde el Zar (Iván fue el primero en usar ese título) se traslada al apartamento del soviético, y su homónimo aparece aposentado en las habitaciones reales, que tal y como correspondía a la Rusia del siglo XVI, no poseían todavía el lujo ostentoso de los palacios de Catalina la Grande y Pedro I (también Grande como Catalina).

viernes, 4 de abril de 2014

La Revolución Cubana es única e irrepetible.



 Por Eduardo

Anónimo:
Hace más de veinte años, cuando Boris Yeltsin obligaba delante de las cámaras de la televisión y las risotadas de los presentes, a Mijaíl Gorbachov a firmar los decretos espurios de disolución del PCUS y de la URSS, los capitalistas se refocilaban en su triunfo. Yeltsin se empeñó hasta la saciedad en destruir lo que quedaba de gran potencia en Rusia.
Como dice el compañero Fidel; algún día la historia pondrá a cada uno en su lugar. Sobre todo tomando en cuenta lo que ya se sabe del saboteo al oleoducto en Siberia, y la acción de los órganos de inteligencia y subversión de occidente, debido a numerosas causas no siempre atribuidas al socialismo, los traidores como Yeltsin a los ideales del comunismo entregaron al gran capital la causa de Lenin.
Por esos años, el nipoyanqui Francis Fukuyama lanzó la teoría del Fin de la Historia. Pero se equivocó. El socialismo europeo desapareció, pero en nuestras tierras han surgido procesos revolucionarios cuyos ideales van encaminados a la construcción del socialismo Nuestro Americano, aquel del que José Carlos Mariátegui expresaba que “no debía ser copia ni calco, sino creación heroica”. Si fuésemos a ubicar el momento en el cual se encuentran los procesos en Venezuela, Bolivia, Ecuador, Nicaragua y algunos pequeños estados insulares del Caribe, integrantes de la Alianza Bolivariana para los pueblos de América (ALBA), pudiéramos asegurar que se hallan en lo que Lenin llamó “Etapa de Tránsito al Socialismo”, en el cual coexisten los dos sistemas. 

viernes, 28 de marzo de 2014

¿Quién habló de regreso al capitalismo en Cuba?



 Por Eduardo

Anónimo:
El Imperio Napoleónico fue la culminación histórica de la Revolución Francesa. Cuando el pequeño corso se convirtió en emperador traicionó los principios consagrados en la Declaración de Derechos del Hombre y el lema de “Liberté, Fraternité, Egalité”. Cuando al regresar de Rusia lo deportan a la Isla de Elba, las monarquías europeas restauraron a la rama francesa de los Borbones mediante Luis XVIII. Cualquiera hubiese pensado en ese momento que el capitalismo en Francia había sido derrotado.
Sin embargo después de pasar por las experiencias del regreso de Napoleón al poder, la restauración monárquica, el Imperio de Napoleón Tercero, la Segunda República, la Comuna de París (la primera experiencia de un gobierno de los obreros en el mundo), al final de la corrida el capitalismo en Francia se instauró definitivamente. Pongo este ejemplo para validar la idea de que los cambios de formación económica social tienen sus avances y sus retrocesos; como decía Lenin, “un paso adelante, y dos hacia atrás”, pero nada podrá evitar que la historia de la humanidad siga avanzando hacia formas superiores de organización, de solución entre las contradicciones entre las fuerzas productivas y las relaciones de producción, y sobre todo hacia mayores niveles de justicia social.
Habría que preguntarles a los niños que mueren de hambre y enfermedades curables en África, Asia y otros “oscuros rincones del mundo”, que creen de las “libertades” y los “derechos humanos” del capitalismo global. 

viernes, 21 de marzo de 2014

Solidaridad no es caridad.


Médicos cubanos tras su arribo a Brasil.

 Por Eduardo

Orlando:
La caridad es la forma que tienen los ricos para limpiar sus conciencias, y consiste en dar algunas migajas de lo que les sobra. Si creemos en lo que narra la película yanqui “Los piratas de Silicon Valley”, Bill Gates no es otra cosa que lo que llamamos en Cuba, el clásico “bicho” para los negocios. El MS DOS se lo compró por una miseria a un programador borracho. Se puso a trabajar con Steve Jobs y Stephen Wozniak en las primeras versiones del Sistema Operativo Apple, se lo robó (es lo que cuenta la película y no he visto nada que lo desmienta, y ni me enterado de una demanda de Gates a los productores del filme) y lo vendió como el Windows 3.0 (eso lo recuerdo perfectamente porque recibimos algunas máquinas Apple de donación y el sistema operativo era idéntico al Windows 3.1). En fin que de angelito y buena gente no tiene un pelo.
A Bill Gates se le pudiera endilgar el famoso dicho cubano de que “no hay nada mejor que tener una cara de bobo, bien administrada”. El producto interno bruto de Cuba en el año 2009 fue de 110 800 millones de dólares. La calderilla que guarda en sus “puerquitos” el famoso multimillonario por la misérrima cantidad de 78 500 milloncitos de dólares, es solamente el 70% del producto interno bruto de este país de 11 millones de habitantes por bloqueado que esté. Casi nada. Lo bueno es que esos millones se los ha ganado “trabajando” y “doblando duro el lomo”.

viernes, 14 de marzo de 2014

Cuba defenderá sus redes informáticas.



La informática al servicio de las nuevas generaciones

 Por Eduardo



Orlando:

Lo que le falta a esa información es que el dinero para todos esos inventos en el campo de la informática que mencionas (elaboración de sistemas informáticos con el objetivo de vulnerar las redes de comunicaciones cubanas) son financiados por el dinero que el gobierno federal entrega cada año con el objetivo de subvertir el orden constitucional en Cuba. Se canaliza a través de la USAID y se le entrega a la FNCA y a cuanta organización cipaya tengan en el territorio de la República Bananera de Miami.
Por cierto que los gusanos de la isla se quejan que la tierrita que les mandan desde Yumilandia es muy poca, y que debido a ello la pincha de la contrarrevolución en Cuba, a pesar de que para los estándares de nuestro país permite vivir sin trabajar, no es un empleo tan sustancioso como pudiera ser, porque compadre los 140 millones que les dio Obama para el año 2013 no son poca cosa.
Salvando las distancias, por informar sobre las barbaridades de los amos del mundo, Julian Assange lleva mucho tiempo encerrado en la embajada ecuatoriana en Londres y Edward Snowden es perseguido como una fiera por todo el mundo, y tiene la amenaza que pende sobre su cabeza como la espada de Damocles de ser víctima de una ejecución extrajudicial.

viernes, 7 de marzo de 2014

Yo amo al pueblo norteamericano.



Diciembre de 2009, Cool ang the Gang en La Habana

 Por Eduardo

Anónimo:
Martí escribió un día refiriéndose a los Estados Unidos: 

“Amamos la patria de Lincoln tanto como tememos la patria de Cutting" ("We love the country of Lincoln as much as we fear the country of Cutting")

A mí, me sucede lo mismo que al Apóstol. Amo el cine, la música, el deporte, la ciencia y la tecnología que se produce en los Estados Unidos. No hay casi ninguna obra importante de la literatura norteamericana que no haya leído. Entre mis escritores favoritos se encuentran Ernest Hemingway, William Faulkner, Mark Twain, Walt Whitman, Tennessee Williams, John Dos Pasos y muchos otros.
Fui un joven que creció bailando al ritmo del Ritm and Blues de Cool and the Gang; The Comodores; Earth, Wind and Fire, o con el pop de Madonna o Michael Jackson. Soy fanático a las grandes divas de la canción norteamericana como Cher, Donna Summer, Barbra Streisand, y tantas otras. Christina Aguilera es una de mis cantantes favoritas, quizás por su origen latino. Algo similar me pasa con Jennifer López, a la que como buen cubano que soy, considero cubana por aquello de que “Cuba y Puerto Rico son de un pájaro las dos alas”.