viernes, 24 de julio de 2015

Respuesta a Dagoberto en el Blog de Mariana.

 Por Eduardo

Estimado Dagoberto:
Hace ya casi dos semanas cuando revisé el blog de Mariana (Cuba la Gran Nación, como me gusta ese nombre), me encuentro que como otras veces, nuestra amiga había tomado una de mis respuestas a los sapientes disidentes de Tomar la Palabra para reproducirlas en su blog. Cada vez que un compatriota comparte, como Mariana, estas improvisaciones nuestras, largadas casi siempre en la calentura del debate, sin que en ocasiones uno tenga el tiempo necesario siquiera para revisarlas, uno como que se siente más obligado a continuar esta batalla que estamos librando en defensa de nuestra Patria.
Como a ti, no me alcanza el tiempo a veces para dedicárselo a La Joven Cuba. Hoy es la primera ocasión es que escribo algo para colocar en otro blog, pero no quería dejar pasar por alto el reciprocarte la atención que prestaste a mi respuesta a ese personaje de marras, y dedicarte unos minutos de mi tiempo en responderte.

viernes, 17 de julio de 2015

Nadie está por encima del pueblo.

Tanque T-34 destruido por la artillería mercenaria en Girón
 Por Eduardo

Orlando
También te digo que las pérdidas nuestras fueron muy superiores a las de los mercenarios. No sé si has estado en la Ciénaga, pero yo que me la conozco como la palma de mi mano te digo que la ofensiva de los milicianos tenía que ser casi de uno en fondo. En la ciénaga ambos lados de la carretera de Jagüey a Playa Larga solo hay tembladera. A los mercenarios se les aflojaron las patas en Playa Larga y Pálpite.
A los T-34, que no les quedaba más remedio que avanzar en columna, y no podía desplegarse bajo riesgo de hundirse en la ciénaga. En Pálpite, cuando trataron de avanzar, bajo el mando del fallecido General Néstor López Cuba, lo que le pusieron los mercenarios con los cañones sin retroceso de 75 mm fue coquito con dulce de guayaba.
Pusieron el pelotón de vanguardia con sus tres tanques fuera de servicio en unos minutos. La infantería no podía proteger a los tanques porque los mercenarios habían emplazado cinco calibres 50 en nidos separados a 50 metros y chapeaban todo el frente del avance revolucionario. ¿Tú sabes lo que hace un calibre 50 cuando tira rasante? Arranca piernas, brazos, cabezas y todo lo que se le ponga por delante. Esos hombres que avanzaban sobre ellas, con su camisita azul cielo, lo que tenían eran unos, eso mismo, como pocos en el mundo.

viernes, 10 de julio de 2015

El Cóndor de los Andes vuela victorioso sobre el Pichincha.

El joven de la historia con su bandera ecuatoriana
 Por Eduardo

Hace unos días, cuando escalamos el Pan de Matanzas, nos acompañaron un grupo de estudiantes de la ELAM, que se encuentran haciendo su residencia en Matanzas. Dentro de ese grupo, un joven ecuatoriano portaba la bandera de su Patria, el volcánico Ecuador. Cuando ya descendíamos, uno de los estudiantes cubanos le preguntó al futuro galeno, que: ¿por qué esa bandera no tenía las estrellas? Ese fue el momento que aproveché para contarle la historia a ese joven cubano, que las banderas de tres repúblicas hermanas son muy similares, porque en realidad fueron parte de un gran proyecto destrozado por la injerencia yanqui, con la ayuda de las oligarquías criollas. Ese proyecto fue el sueño y la vida del Libertador “Simón Bolívar”, la Gran Colombia.
El joven ecuatoriano relató a mis estudiantes acerca del diseño original de Francisco de Miranda, donde el amarillo simbolizaba la riqueza de las tierras americanas, el azul el cielo irredento de la Patria, y el rojo la sangre derramada o a derramar por la libertad. Les habló del simbolismo del Cóndor que vuela sobre los Andes, como debe volar la República Ecuatoriana en la construcción de su bienestar. 

viernes, 3 de julio de 2015

No queremos paz sin independencia.

Como Maceo en Baraguá, no queremos paz sin independencia
 Por Eduardo

¿Tienen alguna duda de que Estados Unidos nos eligió como su enemigo aunque ahora quieren hacerse nuestros amiguitos? Pues si no lo saben, les digo que la oscura madeja del bloqueo a Cuba se redactó basada en la “Ley de Comercio con el enemigo” de ese país. Y yo me vuelvo a preguntar. En la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos perdió miles de hombres ante las tropas alemanas y japonesas. Lo mismo ocurrió durante la ingloriosa invasión a Viet Nam. Y sin embargo Estados Unidos no bloquea a esos países, que fueron en algún momento enemigos de los gringos.
Sin embargo en estos 50 años, los muertos de esta guerra, como dijo Raúl recientemente en la “Cumbre de las Américas”, siempre los hemos puesto nosotros. Entonces ¿Por qué no nos dejan en Paz?, y no la paz renunciando a la independencia, que es de lo que jamás hablaremos aquí. Como yo siempre digo, este no es un problema de cubanos. Si fuera así, la cosa fuera distinta. Y ustedes tan cubanos como nosotros, y que espero yo, que estén orgullosos de su herencia. ¿Nunca se han cuestionado como sería este país, con todas sus conquistas sociales, a pesar del bloqueo, si tuviéramos la posibilidad, como nos lo merecemos de comerciar en paz con los EEUU y el resto del mundo?

viernes, 26 de junio de 2015

¿La Revolución en contra de los negros?

 Por Eduardo

¿Y tú que haces aquí?
Pregunta del Comandante en Jefe Fidel Castro al único mercenario negro de la Brigada 2506.

Hoy deseaba dedicar un post a la infame inclusión de Cuba, por parte del gobierno yanqui, en una espuria lista donde mi Patria clasifica entre los países practicantes del inmundo tráfico de personas. Sin embargo, la lectura del artículo de Tatu acerca de Laritza Diversent, así como la respuesta de la joven abogada, me motivó a cambiar el tema a abordar en mis comentarios, y referirme a un tema que conozco bien de cerca, y del que he leído un poquito, la cuestión racial en Cuba.
Me motiva asimismo la novedosa aparición de líderes negros dentro de la contrarrevolución cubana, que paradójicamente ha sido heredera de las tendencias más reaccionarias del pensamiento político cubano, lo cual incluye la discriminación al sector negro y mestizo de nuestra población. En nuestras guerras libertarias, el sector dirigente de la burguesía nacional, encabezado por Carlos Manuel de Céspedes, fue más lejos que ningún otro grupo revolucionario en la historia de América. Desde que se inició la lucha en la Demajagua, Céspedes otorgó la libertad a sus esclavos propios, y los llamó hermanos, y días después, ya en sus funciones de Jefe de la Revolución decretó la Abolición de la Esclavitud en el territorio de la República en Armas.

viernes, 19 de junio de 2015

¡Mantén tu latón con tapa!

Isidro Díaz Gener, combate en defensa de la República Española.
 Por Eduardo

Este es un post reciclado de mis antiguas intervenciones en “La Joven Cuba”. Me motivó republicarlo unas declaraciones del Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, el compañero Nicolás Maduro, en las cuales se refería a la injerencia de la corrupta derecha española en contra de la hermana nación latinoamericana.
Como este trabajo aborda aspectos de esos anteriormente mencionados, que resuman por la herida abierta a sus abuelos, que en muchos casos también fueron los nuestros, cuando tuvieron que rendir sus pendones de los Tercios de Flandes, Caballeros de Santiago y Calatrava ante indios y negros en machete y sin encadenar al decir de Silvio Rodríguez, lo traigo a colación a pesar de ser publicado en mayo de 2010, es decir hace casi 5 años.
Por cierto que me he quedado algo sorprendido, y también complacido, por el hecho de que a pesar de los pesares he alcanzado un lustro aportando mis contenidos a ese gigantesco océano que constituye la red de redes. Siempre defendiendo mis ideas y leal a los principios en los que me educaron. Ahora los dejo en compañía de los herederos de Weyler y Cánovas del Castillo. 

viernes, 12 de junio de 2015

Una nueva América Latina se avizora.

La Cumbre de los Pueblos si tuvo declaración final
 Por Eduardo

Parece ser que los habitantes del “traspatio” se han vuelto respondones, y ya no quieren obedecer a los elegidos por ellos mismos para gobernar el mundo. Como diría el viejo proverbio castellano, bastante agua ha pasado bajo el puente desde que en una tenebrosa era Cuba fue expulsada de la OEA. Hace unos días volví a ver aquella gastada cinta fílmica donde nuestro “Canciller de la Dignidad” abandonaba el plenario del organismo que tenía lugar en San José, capital de Costa Rica, expresando su famosa frase que ahora parafraseo de “me voy, y conmigo se va mi pueblo, pero con él se van también todos los pueblos de América”. Poco tiempo después, el agudo ingenio del viejo Roa bautizaría el convite de los países de las Américas como “Ministerio de Colonias Yanquis”.
Cuba, como ya se sabe quedó a merced del poderoso vecino del norte. Solo nuestro siempre hermano México, y quien sabe por qué imperioso hado del destino, el frío Canadá no rompieron relaciones con Cuba. Desde la reunión de San José en 1960, que tuvo como digna respuesta la Primera Declaración de La Habana, las agresiones se sucedieron una tras otra. Vendrían sobre la enhiesta roca del Caribe todo tipo de marejadas con el único fin de desgastarla.