viernes, 17 de octubre de 2014

Cuba no necesita el arma nuclear.

Vehículo "cazatanques" desarrollado en Cuba a partir  de la BTR - 60
 Por Eduardo

Anónimo:
Nuestro gobierno tiene el derecho de mandar su armamento a donde le dé la gana, y con el objetivo que deseen. A veces a ustedes les dobla el espinazo la doble moral. Los EEUU mueven por el mundo cuanto armamento se les ocurre, y en las cantidades que les apetecen, sin embargo a nadie parece preocuparle. Es que están tan a gusto con el dominio yanqui, que las miles de base militares en todos los territorios, incluyendo la ilegal Base Naval de Guantánamo, no es nada para perder el sueño. Las más de tres mil ojivas nucleares de Yumilandia no son un problema, lo es la posible bomba atómica que va a desarrollar Irán.
Los Estados Unidos, son el único país que ha usado el arma nuclear, ¿Qué garantía tiene el mundo de que no la volverán a usar? Claro que como este mundo está tan jodido, unos pocos países con derecho al veto en el Consejo de Seguridad hacen y deshacen resoluciones a su antojo, en detrimento de la voluntad de la mayoría. Por ejemplo, solo tres países cada año votan en contra de la eliminación del Bloqueo a Cuba en la Asamblea General de la ONU, pero como las decisiones de la Asamblea no son vinculantes, el bloqueo continúa. Sin embargo, basta con que uno de los todos poderosos miembros del Consejo de Seguridad diga lo que le dé la gana, para que salgan Resoluciones y Mandatos a tutiplén. A veces como en el caso de Irak, los Yumas no esperaron ni por el Consejo de Seguridad.

viernes, 10 de octubre de 2014

El Partido a la vanguardia de la defensa de la Revolución.

Primera Conferencia Nacional del Partido Comunista de Cuba
 Por Eduardo

Anónimo:
Dejo para el final el ataque al Partido Comunista de Cuba y la idea de la desvinculación del mismo con las masas. La gran mayoría de los dirigentes actuales del PCC, que no pertenecen a la Generación del Centenario, que ha ido dando paso gradualmente a la nueva generación, no son hijos de burgueses y empresarios, sino de obreros y campesinos. Esos dirigentes del PCC, de los cuales conozco no pocos en mi municipio y en mi provincia, llevan una vida austera a veces hasta lo indecible. A uno de esos compañeros, se le derrumbó la casa, con él y su esposa adentro, debido al mal estado constructivo de la misma.
Los autos del PCC en el municipio y la provincia de Matanzas, que no pasan de tres o cuatro, son Ladas y Moskvich en tan mal estado, que a veces no pueden ni siquiera pasar la Inspección Estatal. El salario de los funcionarios del PCC ronda los 400 pesos. Entonces si algo está salvando este proceso, el cubano, que no es el checo, ni el yugoslavo, ni el soviético, es el ejemplo y el liderazgo de los dirigentes del Partido Comunista de Cuba.
En Cuba, afortunadamente, no es en el Partido donde ha habido problemas de corrupción, sino entre los cuadros del Sector Empresarial, si bien no deja de ser menos cierto que muchos de los corruptos han sido militantes del PCC. 

viernes, 3 de octubre de 2014

Cuba no era un paraíso antes de 1959.

 Por Eduardo

Anónimo:
Mira, si a alguien no le puedes meter esa línea de la idílica Cuba de antes del 59 es a mí, porque yo vengo de una familia, que en el capitalismo pasó más hambre que un comején en una cabilla de acero. Las historias de cómo vivía una familia pobre en el capitalismo te las podría estar haciendo desde hoy hasta mañana. Para millones de cubanos, la Revolución fue la primera oportunidad de ser personas, porque la vida de los pobres en Cuba era de animales, no de gente. El primer derecho humano, el de la vida, no se respetaba cuando todos los días aparecían los cadáveres de miles de cubanos masacrados brutalmente por la dictadura de Batista.
Cuba, como cualquier país, está compuesto por muchas personas, y no todos pensamos exactamente igual. Pero en lo que la mayoría del pueblo estamos convencidos, los cubanos de pie como dices, y de los cuales yo soy uno más, es que sin el socialismo, Cuba dejaría de ser el referente de justicia e igualdad que es hoy, para convertirse en lo que ya a finales se avizoraba, en el paraíso de las mafias que hoy se enseñorean por Centroamérica y el Caribe. El Reino de la Democracia que pregonan ustedes desde Miami, no es más que el proyecto Havami, la anexión de Cuba, como una subcolonia de los EEUU.

viernes, 26 de septiembre de 2014

Fidel y su mandato como militar.

Fidel en la Sierra Maestra
 Por Eduardo

Orlando:
De la lectura de las memorias de Fidel sobre la guerra se desprende que el Comandante en Jefe a pesar de no ser un militar de carrera logró desarrollar un pensamiento táctico y estratégico que a la larga llevó al Ejército Rebelde a la victoria. Algunos de estos principios de la lucha de guerrillas no han perdido validez:
El enemigo es fuerte en sus cuarteles, y débil mientras se desplaza.
Las fuentes fundamentales del abastecimiento de armas para combatir y los suministros los posee el enemigo, la función del guerrillero es quitárselas.
Poner emboscadas que detengan la vanguardia de la tropa enemiga que avanza, mientras se sitúan otras para los posibles refuerzos que saliendo de posiciones fortificadas acudan al rescate del enemigo cercado (la Batalla de Guisa es un ejemplo).
Cuando a una columna en marcha se le ataca la vanguardia, se frena generalmente el avance, y queda a merced del fuego de los que emboscan.
Dejar avanzar al enemigo hacia un terreno favorable a nuestras fuerzas, para luego, cuando quede muy alejado de sus fuentes de suministro, cercarlo y destruirlo (el ejemplo clásico es la Batalla del Jigüe, donde todo un batallón de la tiranía quedó cercado, y luego se rindió).
Ir tomando los pequeños cuarteles de la Sierra Maestra y la provincia de Oriente, hasta que el enemigo se fuera refugiando en las ciudades, de las cuales no salían sino en contingentes fuertemente armados, que generalmente caían en manos rebeldes.

viernes, 19 de septiembre de 2014

¿Quién dice que el socialismo fracasó?

China va camino a convertirse en la primera economía mundial
 Por Eduardo

Anónimo:
Creo que estás un poco equivocado, por no decir bastante. Según tengo entendido el país de mayores crecimientos económicos, y que en los próximos años es posible que se convierta en la Primera Potencia Económica Mundial es una economía socialista, la República Popular China. ¿Por qué China sigue siendo socialista? Porque en su economía todavía prevalece la propiedad social sobre los principales medios de producción, el país es dirigido por el Partido Comunista de China, prevalece la planificación de la economía muy por encima del libre mercado (planifican inclusive la desaceleración del crecimiento económico cuando les conviene) y la distribución de su renta nacional se distribuye mucho más equitativamente que en cualquier país capitalista.
¿La economía China tiene una alta integración con el mundo capitalista, y emplea mecanismos de mercado en la gestión de la misma? Es verdad, pero ya desde la época en que Lenin elaboró su Nueva Política Económica, y desarrolló su teoría del período de tránsito al socialismo, el genial fundador del primer estado de obreros y campesinos del mundo pudo prever que había un espacio de tiempo en que si en un país se deseaba construir el socialismo, deberían coexistir las formas de propiedad socialistas y capitalistas, y de manera gradual ir pasando a la construcción de la base económica de una economía puramente socialista. 

viernes, 12 de septiembre de 2014

Sencillamente, digo lo que pienso.


El Generalísimo Máximo Gómez Báez
 Por Eduardo

Anónimo:
Yo hice lo mismo que usted, y quizás mucho más. En mi blog escribí un post dedicado única y exclusivamente a mis técnicas de supervivencia durante el “Período Especial”, que no solo fueron mías, sino de todos los cubanos. Lo que pasa que usted nació en Cuba, y quizás vivió en Cuba, pero no amó a este país como Martí enseña a todos los cubanos. Yo no soy un demagogo señor mío, y en los ya bastantes años en que enseño en las aulas universitarias, no educo a mis estudiantes en cómo hacerse ricos, sino a como ser útiles a la sociedad que los formó.
Ese es el fin de los maestros cubanos, formar hombres y mujeres al servicio de la humanidad. Y ya le dije, yo no meto muela, yo digo lo que pienso, y si a usted no le gusta, sencillamente me tiene sin cuidado. Si usted vive en los Estados Unidos, honestamente respeto su decisión, como respeto la de todos los cubanos que un día partieron de estas tierras precisamente a vivir en el país que nos bloquea y nos agrede.
Yo digo como Maceo tratándose de EEUU; “Tampoco espero nada de los americanos, es preferible caer o subir sin ayuda, que contraer deudas de gratitud con un vecino tan poderoso”. De eso se trata señor, de defender este pequeño país de la potencia que nos quiere dominar desde antes de existir como nación. 

viernes, 5 de septiembre de 2014

Metiendo muela al por mayor.


Marcos Behmaras fichado como comunista por la tiranía de Batista

 Por Eduardo

Anónimo:
Por un problema de respeto, para mí el mensaje que usted me transmite, también es “MUELA”, pero de la más mala, porque defiende el discurso de la contrarrevolución, y es tan viejo todo aquello de gobierno totalitario, cortina de hierro, que cuando era un niño aprendí esa terminología en la colección de Selecciones del Reader’s Digest que tenía mi tío correspondientes a números de los años 50. Nuestro genial humorista matancero Marcos Behemaras la ridiculizó en el caso de Cuba con su genial “Salaciones del Reader’s Indigest”, donde aparecen trabajos tan memorables como “Yo viví tras la cortina de Bagazo”.
Yo sencillamente no comulgo con sus ideas, porque si de ideas novedosas vamos a hablar, no hay nada que no favorezca el ideal socialista. Por conocer a mi gente, sé que cuando un cubano no acepta los pareceres de otros, casi siempre porque no tiene respuesta para los argumentos de su interlocutor, lo primero que dice es que el discurso contrario es una muela.
Mire, yo no sé qué tiempo de su precioso tiempo le dedica a profundizar en temas políticos, pero creo que su invitación al debate está floja, muy floja, porque si se va a poner a debatir en el campo de la política lo primero es que no debe partir del supuesto de que los jóvenes universitarios cubanos y sus profesores son tontos de capirote.