viernes, 27 de marzo de 2015

El Socialismo es incompatible con la incultura.

Familia cubana en la feria del Libro. Foto de Cubadebate
 Por Eduardo

Anónimo:
Tú hablas de un mundo moderno, de un freno al desarrollo intelectual, etc., etc. En el año 59 en que triunfa la Revolución Cubana, la instrucción pública, y la cultura eran patrimonio de las élites burguesas, en una población de 6 millones de habitantes con más de un millón de iletrados. Y que yo sepa, fue la Revolución la que cumplió la promesa de Fidel en la Historia me Absolverá, de que "al pueblo no le vamos a decir cree, sino lee". Y bueno, ahora mismo hay Sedes Universitarias en todos los Municipios del País. El nivel de escolarización de Cuba es muy superior al resto de América Latina, y algunos países desarrollados. Cuba a pesar del bloqueo, produce más músicos, pintores, escultores, y artistas que casi todos los países de América.
Algo como el Ballet Nacional de Cuba que exporta bailarines como Carlos Junior Acosta, primera figura del Royal Ballet de Londres, es algo que desmiente una involución cultural. A veces me sorprende que a pesar de que la comunidad Cubano Americana dice ser un paradigma cultural, ya no puede mantener su programación sin contratar a los que se fueron de Cuba. Es decir que nuestras escuelas de arte está formando artistas para Cuba, y hasta para regalárselos a Miami. Hace poco tuve la oportunidad de apreciar una película filmada en Miami y el elenco completo son artistas del Cine y la Televisión Cubana formados en las escuelas de arte que fundó la Revolución. Ninguno se gradó en Juilliard, ni la cabeza de un guanajo. Se graduaron en la ENA, en el ISA, en la ENIA, y en otras escuelas de arte nuestras.

viernes, 20 de marzo de 2015

Entre democracia y bloqueo.

 Por Eduardo

Orlando:
Las palabras de Fulano de Tal solo muestran resentimiento y frustración. Si quisiéramos referirnos a verdaderos Shows en política, bastaría con referirse a las elecciones yanquis, donde todo es un espectáculo televisivo destinado a vender la ilusión del ideal “democrático”. Asesores de imagen, encuestadoras, horas de televisión con programas de debates entre expertos, los famosos debates entre los candidatos, con toda la carga de puñaladas traperas y golpes bajos que se propinan, los banquetes donde el cubierto cuesta de 5000 dólares para arriba, etc, etc.
Eso sí es un show Orlando. A este comportamiento clásico, Obama incorporó el uso de las Redes Sociales e Internet, algo con lo que no pudo el viejo Mac Cain. Yo le pudiera poner a Fulano de Tal miles de ejemplos donde un Delegado del Poder Popular ha ejercido una encomiable labor al servicio de la comunidad. Mi Delegada ha logrado que los organismos hayan edificado varias obras en mi comunidad, entre ellas una clínica de fisioterapia, donde antes había un solar yermo.

viernes, 13 de marzo de 2015

La historia de Cuba debe reflejarse en nuestras pantallas.

Maceo conversa con Flor Crombet (Foto tomada de Cubadebate)
 Por Eduardo

Orlando:
Desde hace algún tiempo mucha cinematografía cubana está dejando de gustar en la isla. ¿Por qué? Porque se ha vuelto mercenaria. Los que hacen cine están usando dinero de productoras bien dudosas, casi todas españolas y vinculadas a los medios de desinformación españoles como el grupo Prisa.
En los años 80, cada vez que se estrenaba una película cubana en los cines, las colas eran kilométricas. Ahora casi hay que pagarles a los cubanos para que vayan al cine. Lo más jodido es que esas películas pretenden transformar la imagen de un pueblo optimista y luchador como es el nuestro, en la de un atajo de ineptos, vagos, miserables, prostitutas, bandidos, y cuanta lacra humana exista.
Según esa filmografía todos los cubanos vivimos en chozas miserables, con las paredes sucias, y la mierda anda regada por el piso. ¿Sabes que obra fílmica cubana estamos siguiendo los cubanos en estos días? El docudrama de Roly Peña "Duaba la odisea del Honor", sobre el desembarco en Cuba de Antonio Maceo y Flor Crombet.
Los actores que interpretan a los Maceo, a Flor Crombet, a Martí, Cebreco y otros patriotas están haciendo una labor maravillosa.

viernes, 6 de marzo de 2015

Tres respuestas breves, pero con mucha bomba.

Soy comunista como Fidel y el Che
 Por Eduardo

Anónimo:
Cuba no es la potencia poseedora de miles de armas nucleares, sino el pequeño país que levanta la bandera de su dignidad y su independencia. El Grandioso lo que desea es que Cuba vuelva a ser una factoría yanqui, quizás para que seres iluminados como él, poseedores de la verdad absoluta puedan digerir algunas astillas de carne congelada; como aquellos perros de trineo que Jack London describió en sus novelas sobre la fiebre del oro en el Yukón, que pelaban por los pequeños fragmentos de carne que saltaban mientras el conductor del trineo mediante un hacha, atacaba un pernil del reno.

Anónimo:
Un dato sencillo: El bloqueo le ha costado a este pequeño país desde que comenzó en 1959 un total de 1 157 327 000 000 USD. Casi nada ¿verdad? Es como me conversaba hace unos días un amigo; - Coges a un mono, le amarras las manos y los pies, le pones un bozal para que ni muerda, se lo sueltas a un león, y cuando el león se lo empieza a comer, un grupo comienza a decir – Caramba, ¿Por qué el mono no mata al león?

viernes, 27 de febrero de 2015

Cuba merece un trato de igual a igual.

 Por Eduardo

Orlando:
En conclusiones, que debemos irnos acostumbrando a la idea de que seguiremos confrontando a la ideología del imperio, pero manteniendo relaciones con ellos como casi todo el mundo en el planeta. Porque creo que somos, junto con Irán y Corea del Norte los únicos que no tienen en su país una embajada yanqui (para que no empieces a joder con esos narras, sabes lo que pienso con respecto a la estupidez de confundir a los comunistas cubanos con los defensores de la idea Suche).
Y el asunto no es tener una embajada yanqui o no, sino que Cuba merece un trato de igual a igual y tener con todos los países del mundo, aunque no coincidan con la idea de democracia que tengamos, y poder tener paz y comercio justo para ver si algún día llegamos a desarrollarnos como nación.
Cuba ha estado siempre entre la batalla de los imperios por su hegemonía. Hace unos días acudí a la presentación de un libro que se llama “Cuba entre tres imperios”, que habla de la historia de Cuba hasta la toma de La Habana por los ingleses, o como se le conoce en Cuba, “la hora de los mameyes”, por las casacas rojas de la infantería inglesa. Pues compadre, uno se queda frío de comprobar de que durante siglos, todos los imperios de turno se han querido quedar con Cuba.

viernes, 20 de febrero de 2015

El respeto al derecho ajeno es la paz.

 Por Eduardo

Orlando:
Búscate la nueva Ley Migratoria, y verás que para visitar Cuba, siendo de origen cubano ya van quedando pocas limitaciones. Y creo que si estás leyendo las noticias, la primera ronda de conversaciones entre Cuba y EEUU comenzará precisamente por el tema migratorio. Dice Kerry que a la Habana acudirá la señora Roberta Jacobson, que como sabes es la Subsecretaria de Estado para el hemisferio americano.
En este aspecto habría que ver qué pasaría con la Ley de Ajuste Cubano, que es uno de los engendros más diabólicos de la política norteamericana hacia Cuba. Pero yo como muchos cubanos estamos muy esperanzados de que respetando nuestras diferencias políticas podamos como decimos en Cuba, poder llevar la fiesta en paz.
Del discurso de Obama se desprende que la idea esencial que defiende en su política es que el contacto “pueblo a pueblo” va a reblandecer el sistema socialista en Cuba, y que de la noche a la mañana o quizás a más largo plazo nos convirtamos en furibundos defensores del capitalismo y la “democracia representativa” al estilo yanqui. 

viernes, 13 de febrero de 2015

Sin miedo al porvenir, defendiendo el socialismo.

Caricatura de Ares
 Por Eduardo

Fulana de Tal:
Yo sé de sobra quien soy y de dónde vengo. Soy cubano, mulato y del barrio matancero de Simpson, y a mucha honra. Por eso defiendo a Cuba, a la Revolución, a Fidel y a Raúl. Ya entré en su muro, y pude ver sus mensajes. Pura gusanería y entreguismo.
Estoy seguro que usted no formaba parte de los verdaderos ricos de Cuba, los Gómez Mena, o los Díaz Balart (a esos si los entiendo), o los Bacardí, o los Fangul, o los Babum. Pero bueno, dicen que si en Miami suman las "propiedades" que los cubanos viejos y resentidos supuestamente dicen que les quitaron en Cuba, de haber existido realmente la isla se hundiría bajo el mar, cosa difícil, porque nada más que en tierras, las compañías yanquis eran dueñas de casi el 60% de todas las mejores tierras cultivables del país.
Quizás no orinó en un tibor, pero le aseguro que nunca cambiaría mi suerte por la suya. Por cierto, yo tengo todo el derecho del mundo de beber lo que me venga en ganas, y de hecho, todas esas banderas de la iconografía capitalista como la Coca Cola, la Pepsy Cola, la Heineken, la Mac Donald, la Burguer King, el pollo de Kentucky frito, etc las he disfrutado. La Coca Cola es muy seca para mi gusto, prefiero la Pepsy por ser más azucarada, y tener un sabor parecido a la Tukola. Yo deseo sinceramente, desde el fondo de mi corazón que todo lo que haga mejor la vida de los cubanos, bienvenido sea.